Como en ‘House of Cards’: Ortega postula a su esposa como vicepresidenta de Nicaragua

Como en ‘House of Cards’: Ortega postula a su esposa como vicepresidenta de Nicaragua

La oposición acusa a la pareja presidencial de enriquecimiento ilícito a través de negocios como medios de comunicación y agencias de publicidad.

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega eligió a su esposa y portavoz, Rosario Murillo, como candidata a la vicepresidencia para las elecciones del 6 de noviembre, en las que su partido es el favorito para obtener su tercera victoria consecutiva.

“No podíamos dudar que (el candidato a vicepresidente) tenía que ser una mujer y, ¿quién mejor que la compañera que ha realizado ya una labor puesta a prueba con mucha eficiencia, con mucha efectividad, con mucha disciplina?”, dijo Ortega.

La decisión deja a Murillo como eventual sucesora de Ortega al frente del sandinismo si el mandatario de 70 años se ausenta del poder.

Según una encuesta de la firma M&R Consultores en junio, Ortega tenía un 65 por ciento de la intención de voto, mientras la oposición sumaba un 13 por ciento.

Murillo es desde hace décadas una de las más cercanas asesoras de Ortega y lideró la campaña electoral que devolvió al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) al gobierno en 2007, tras su primer paso por el poder (1979 y 1990).

Desde entonces, la escritora y poetisa de 65 años ha sido jefa del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, donde se encarga de coordinar a ministerios y alcaldías y de presentar el informe de gestión en televisoras y radios bajo control estatal.

Ortega ha asegurado que él cogobierna con Murillo en un símbolo de paridad en el poder entre hombres y mujeres, sin embargo, sus detractores aseguran que ella mueve los hilos de la administración pública.

Murillo se unió al FSLN en la década de 1970, donde se convirtió en la compañera de Ortega en 1978 y lo acompañó como funcionaria en el gobierno que siguió al derrocamiento del dictador Anastasio Somoza al año siguiente. La pareja se casó el 2005.

Sus enemigos denuncian el supuesto enriquecimiento de la familia presidencial, a la que acusan de haberse hecho con varios negocios, incluyendo medios de comunicación y agencias de publicidad.

Sin embargo, la popularidad de Murillo suele ser alta en los sondeos, llegando a superar en ocasiones al propio presidente.

La oposición acudirá dividida a las urnas: el abogado Pedro Reyes será el candidato del Partido Liberal Independiente tras ganar en los tribunales la dirigencia contra la voluntad de sus afiliados, quienes denunciaron un golpe judicial de Ortega contra sus adversarios.

El Partido Liberal Constitucionalista lidera una alianza opositora que encabezará Maximino Rodríguez, un ex rebelde de la derechista “Contra”, que con apoyo de Estados Unidos combatió al gobierno sandinista de la década de 1980.

Con información de: Reuters

 

Anímate a comentar. ¡Queremos saber tu opinión!

comentarios

Powered by Facebook Comments