Abusada e incinerada, el brutal asesinato de menor que conmociona a un país

Abusada e incinerada, el brutal asesinato de menor que conmociona a un país

La pequeña Génesis de nueve años fue abusada y asfixiada por un ‘vecino ejemplar’

La violencia tiene muchas señales pero desafortundamente existen casos en los que tiene que aparecer una tragedia para que llegue una reacción por parte de los afectados.

Uno de los casos más brutales que se han registrado este año ocurrió en la zona de Magdalena, Colombia, lugar en el que se protagonizó el asesinato de Génesis, una niña de nueve años que perdió la vida a manos de un ‘vecino ejemplar’.

De acuerdo con FM, el asesino identificado como Adolfo Enrique Arrieta, de 35 años, despertó la mañana del 28 de septiembre con ‘una gran furia’ que desahogó con el cuerpo de Génesis a quien secuestró, golpeó, abusó, ahorcó e incineró.

El abogado del asesino señaló a los medios locales que no tuvo motivos para asesinar a la niña, pero que dadas las pruebas físicas, demostraba todo lo contrario, pues la Fiscalía calificó su caso como ‘inhumano’.

Me dijo que estaba dormido y que de repente se despertó con gran rabia, ira, furia. Vio a la niña, la hizo ingresar a su casa y después recuerda que la estaba ahorcando. Cuando reaccionó soltó a la niña y ya era muy tarde, la niña estaba muerta y para que nadie la buscara, incineró su cuerpo”.

Minutos después de haber cometido el brutal acto, el asesino quiso esconder los restos de la menor y no tuvo mejor idea que incinerar su cuerpo dentro de un vehículo que no funcionaba.

Debido al fuerte olor a ‘carne’ y la búsqueda intempestiva de Génesis, las autoridades llegaron al hogar señalado y encontraron los restos de la menor.

El abogado del asesino señaló que a él le molestaba el ruido que hacían los niños en las afueras de su casa, en el Barrio El Porvenir, esto, porque según él ‘no lo dejaban dormir’ y su furia la desquitó con la pequeña Génesis.

Por otro lado, Adolfo Enrique explicó que tenía problemas emocionales, pero que en ningún momento deseó hacerle daño a la pequeña Génesis.

Él tuvo problemas con su mujer porque ya lo había abandonado. Él vivía solo pero tampoco es un enfermo mental. No sabemos por qué cometió el acto si nunca tuvimos problemas con él”.

Por su parte, Vicente Guzmán, director de la Fiscalía en Magdalena, señaló que Adolfo Enrique Arrieta cuenta con antecedentes penales por violencia intrafamiliar además de presentar problemas de ira.

En los próximos días será juzgado por el delito de abuso infantil y asesinato premeditado, delitos por los que pagará una condena superior a los 33 años de prisión.

Con información de La FM, Noticias Caracol e Infobae

Fotos de La FM

Anímate a comentar. ¡Queremos saber tu opinión!

comentarios

Powered by Facebook Comments