<i>¡Shhh! Cuchi cuchi silencioso</i>: cómo tener sexo sin que los niños escuchen

¡Shhh! Cuchi cuchi silencioso: cómo tener sexo sin que los niños escuchen

El sexo se puede describir de muchas maneras diferentes. Algunos dicen que es un buen ejercicio. Algunos dicen que proporciona alivio para el estrés simple. Otros más lo consideran un ingrediente necesario para mantener una buena relación de pareja.

Es divertido y se siente muy bien. Pero puede ser un esfuerzo ruidoso, y no todos nosotros podemos darnos el lujo de dejar que nuestros gemidos se descontrolen.

A continuación, te traemos algunas formas inteligentes para bajarle al ruido sin matar el calor. Debido a que los niños no necesitan escuchar sobre todo lo que pasa en la noche.

Toma de posiciones

El sexo generalmente tiene lugar en una cama, y ​​las estructuras de las camas son ruidosas. Pero antes de resignarnos a las circunstancias en las que los muebles chocan contra las paredes y los niños entran corriendo a la habitación, exploremos algunas posibilidades más.

Hay ciertas posiciones que se representan un sexo más tranquilo. El cuchareo es una opción, lo que siempre ayuda a mantener la tranquilidad. La posición misionera nos permite frotarnos unos contra otros en lugar de empujes más tradicionales, lo que definitivamente ayuda a mantener el ruido bajo.

Si encontrar formas de mantener callada una estructura de cama se convierte en una molestia, intenta salirte de la cama. Contraerse contra la pared es siempre una alternativa emocionante.

Enfócate en tu respiración

Las representaciones populares del sexo parecen implicar que cuanto es mejor, más ruidoso. Pero la realidad no necesariamente sigue esa lógica. Saltarse todo ese teatro significa que pueden enfocarse en otros aspectos íntimos del sexo. La respiración profunda puede ayudar a comunicar el placer y la pasión.

Estar sincronizado con tu pareja crea un vínculo sexual aún más intenso. Además, la respiración consciente viene con una ventaja adicional: orgasmos más intensos.

Mientras más nos concentremos en las respiraciones profundas durante el sexo, es más probable que interactuemos con los músculos del piso pélvico (estos son los mismos estiramientos de los músculos que se contraen durante el clímax).

Cuanto más profundo respiramos, más preparados para el orgasmo se vuelven.

Hazlo lúdico

Si alguna vez has fantaseado acerca de la dinámica de un dominante y alguien sumiso, esta es tu oportunidad para participar. Mantener el silencio durante el sexo se vuelve mucho más divertido cuando se realiza en el contexto de orden y mando.

Podrías comunicar las indicaciones verbalmente. O tal vez quieras usar tus manos para amortiguar los gemidos de tu pareja. Podría usar una corbata vieja para envolver su boca. También podrían invertir en algunos accesorios.

Quedarse sin palabras durante el sexo nos obliga a centrarnos en otras experiencias sensoriales durante el sexo. Explora tu lado creativo.

Besar no gritar

Contrariamente a la creencia popular, hay cosas que podemos hacer con la boca durante el sexo además de gritar, como besar.  Es una expresión íntima de afecto.

También es una forma divertida de llevar parte de esa acción de los juegos previos al coito. Las investigaciones han demostrado que provocan los efectos de la excitación, que es bastante importante para tener en cuenta el buen sexo. Además, se cree que tiene un impacto positivo en nuestra salud mental. Considera eso un extra.

Dirígete a la ducha

La ducha es un espacio que típicamente asociamos con la desnudez y la vulnerabilidad. Es privado. También es fuerte, lo que ayuda a amortiguar el sonido. Por supuesto, esos mismos beneficios podrían estar asociados con el sexo en la ducha. Parece que el agua corriente tiene el poder de ahogar nuestros gritos y nuestros gemidos.

Artículo de Fatherly.

Traducción de: LNN.

Anímate a comentar. ¡Queremos saber tu opinión!

comentarios

Powered by Facebook Comments