Klaus Barbie, el carnicero nazi que ayudó a Pablo Escobar a formar su imperio

Klaus Barbie, el carnicero nazi que ayudó a Pablo Escobar a formar su imperio

Klaus Barbie fue condenado a cadena perpetua por sus crímenes en Francia

Pablo Escobar ya era conocido como El Patrón entre los narcotraficantes colombianos en los 80, y viajaba con frecuencia a Perú, Ecuador y Bolivia para comprar la pasta destinada a la fabricación de cocaína.

Allí conoció a una pieza clave en su vida, un hombre germánico que pertenecía a la Gestapo (Policía secreta oficial de la Alemania nazi): Klaus Barbie.

Según el periodista Alonso Salazar en su libro sobre Escobar que fue publicado en 2001, Pablo encontró a Klaus Barbie junto a exmilitares nazis que aún rendían homenaje a Hitler e incluso vestían los uniformes de la II Guerra Mundial.

El oficial nazi estuvo desde 1951 hasta 1983 en Bolivia y conectaba a políticos con dictadores militares, hacía negocios, vendía armas y protegía el negocio del narcotraficante Roberto Suárez, conocido como el Rey de la cocaína.

Klaus Barbie era conocido como el carnicero de Lyon, un hombre sádico y sin compasión. Él fue el encargado de mostrarle a Escobar y a sus socios los campos cultivados de coca, que después se procesarían en los laboratorios del mismo Pablo en Colombia.

Según el portal Las dos orillas, los nazis prometieron al Cártel de Medellín entregarle el 90 por ciento de la pasta para fabricar la cocaína que se exportaría a Estados Unidos.

El medio The Mirror aseguró que Klaus Barbie llegó a visitar la hacienda Nápoles de Pablo Escobar en Medellín, Colombia, en donde el capo tenía un aeropuerto privado y un zoológico propio.

Klaus contaba con protección de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) de Estados Unidos, pues después de finalizar la II Guerra Mundial, el oficial intentó huir pero fue apresado por el Gobierno estadounidense, quien lo puso bajo su mando en labores de espionaje hasta que Francia se enteró y exigió su entrega.

Sin embargo, Washington lo protegió y lo embarcó a Argentina, en donde el militar tomó su camino hacia Bolivia.

Durante mucho tiempo hizo alarde de haber ayudado a ‘cazar’ al Che Guevara ofreciéndole información a sus antiguos compañeros de la CIA. A pesar de que no existen documentos que lo confirmen, se sabe que fue uno de los que contribuyeron a acabar con el Che.

Una vez que el Che Guevara fue liquidado, Barbie se convirtió en un héroe oculto para la organización.

Esos miedos anticomunistas lo motivaron a aliarse con Roberto Suárez Gómez, uno de los narcotraficantes más importantes de los 80, quien tenía vínculos con Pablo Escobar.

Los tres hombres estaban interesados en comenzar un golpe de Estado que establecería a García Meza Tejada, militar boliviano, como el líder de los militares y que mantendría lejos del peligro el imperio de drogas de El Capo y la seguridad de Klaus Barbie.

Al final de todo, cumplieron su cometido, Escobar y Barbie consiguieron que el poder del imperio del narco creciera aún más.

El nazi ganaba grandes cantidades de dinero y El Capo seguía protegido por su gente; el poder de las drogas logró definir a un gobierno bajo los planes de esos hombres.

Pablo Escobar tenía control de diferentes oficiales de Colombia y Perú, así que el tráfico en Bolivia nunca sería un problema.

Sin embargo, su amistad y alianza no fue para siempre, pues el gobierno del dictador Boliviano no duró y Escobar fue arrestado, tras esto, Barbie fue extraditado a Francia y fue sentenciado a cadena perpetua cuando este ya tenía 70 años de edad y murió cuatro años después de leucemia.

El asesino personal de Escobar mató a 300 y planeó el ataque de más de 3 mil personas involucradas en el trasiego de drogas.

¿Sabías esto de Pablo Escobar?

Con información de Actualidad RT y Sin Embargo

Anímate a comentar. ¡Queremos saber tu opinión!

comentarios

Powered by Facebook Comments