Último mensaje de Angélica Rivera: la herencia maldita de Peña Nieto en salud

Último mensaje de Angélica Rivera: la herencia maldita de Peña Nieto en salud

Durante su último mensaje como primera dama, Angélica Rivera evidenció una de las terribles herencias a la nueva administración del sexenio de su esposo, el expresidente Enrique Peña Nieto, al sector salud: el cáncer de mama.

De acuerdo con diversas investigaciones, entre el diez y quince por ciento de los casos de cáncer de mama se deben a la transmisión del gen que hace a alguien susceptible a la enfermedad.

Según indicó Felipe Vaca Paniagua, investigador de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, el problema en nuestro país se agrava debido a que los costos de tratamiento y hospitalización van de 200 mil a 300 mil pesos por caso al año:

En México esta enfermedad está clasificada como un problema de salud pública por su incidencia, la más alta entre todos los tipos de cáncer, y por su mortalidad e impacto en las familias de las pacientes”

Durante el sexenio de Peña Nieto, el cáncer de mama se atendió desde una subdirección encabezada por Elías Yused Arguello Esparza, quien gozó de un sueldo de 34 mil 542 pesos al mes, mientras que el director general del centro, Eduardo Pesqueira Villegas, tenía un salario bruto de 153 mil 483 pesos.

De acuerdo con Vice, en 2014 el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (Cnegsr) pagó a siete especialistas un total de 790 mil 974 pesos por trabajos que duraron tres meses; sin embargo, no hubo compra de medicinas, equipo médico y tampoco hubo investigaciones periódicas o de campo.

Documentos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la revisión del gasto del Cnegsr revelaron que el organismo no dispuso de indicadores ni de información para evaluar en qué medida se fortaleció la detección, seguimiento y tratamiento oportuno de los casos de cáncer de mama.

Asimismo, tampoco tomó medidas para calcular la contribución en cerrar las brechas entre regiones del país en la prestación de los servicios de salud enfocados a la prevención y el control.

Pese a esto, los recursos para este programa disminuirán 1.08 por ciento para 2019, de acuerdo con datos del Centro de Análisis e Investigación Fundar, un eco del último mensaje de Angélica Rivera a los mexicanos.

En octubre pasado, cuando faltaba apenas un mes para que Peña Nieto concluyera su administración, la UNAM advirtió que el cáncer de mama era la primera causa de muerte por tumores en mujeres mexicanas, con un alarmante promedio de diez decesos al día.

A propósito del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, Angélica Rivera envió un comunicado a los medios donde hizo un llamado a detener las muertes por esa enfermedad a través del diagnóstico oportuno.

Durante su último mensaje oficial como primera dama, Angélica Rivera señaló que México contaba con estrategias importantes para la prevención y atención del cáncer de mama.

Asimismo, mencionó que el sector salud ofrecía tratamiento gratuito y que las mujeres afiliadas al Seguro Popular tenían garantizada la cobertura médica total con ultrasonidos, mastografías, biopsias, hospitalización, quimioterapia, extirpación del tumor y consultas médicas.

Además, la ex primera dama dijo que durante el sexenio de su esposo se fortalecieron los programas de apoyo para las mujeres; sin embargo, los informes revelan que, en realidad, el entorno se agravó conforme pasaron los años del gobierno de Peña Nieto.

En el marco de la unificación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y el acceso universal hacia 2024, la administración de Andrés Manuel López Obrador heredará rezagos en materia de infraestructura y la inequitativa asignación de recursos para la atención, cobertura, acceso a servicios y a medicamentos.

A finales de julio, López Obrador dijo que al menos 50 hospitales en todo el país no se terminaron y anunció que se requería de una inversión de más de 10 mil millones de pesos para finalizarlos.

Por su parte, la ASF señaló un gran número de irregularidades en la construcción y operación de hospitales, entre los que se encuentran el Hospital Hidalgo, en Aguascalientes, cuya obra inició en 2008, fue pagada en 2010 y para 2016 seguía inconclusa.

Asimismo, en el Estado de México al menos nueve centros médicos quedaron sin terminar durante la administración de Eruviel Ávila Villegas, como el Hospital General de la Zona Oriente de Tlalnepantla, que se comenzó a edificar en 2013 y hasta el momento no ha sido finalizado.

 

Con información de Vice, SDP Noticias, El Sol de México y Nación 321

Anímate a comentar. ¡Queremos saber tu opinión!

comentarios

Powered by Facebook Comments